sexta-feira, 7 de abril de 2017

Los ecosistemas marinos son clave para el desarrollo económico de América Latina

Gracias a su abundante y diversa fauna y fenomenos naturales como la corriente del Humboldt, América Latina cuenta con una de las bases de ecosistemas marinos más privilegiadas del mundo. 
Hoy en día, dos países de la región (Perú y Chile) despuntan en los rankings globales de exportación pesquera, pero todavía queda mucho camino por recorrer para que obtengamos el máximo potencial de este recurso, en una actividad que, bien hecha, deberá contribuir a generar más empleos de calidad y a restaurar los ecosistemas que sustentan la biodiversidad biológica.  
La importancia de las áreas marinas y costeras no solo recae en los beneficios económicos que la actividad pesquera pueda generar, sino que también implica la generación de oportunidades para la cohesión social, el esparcimiento y el sustento de comunidades que pueblan los más de 50 mil kilómetros de costas de la región. Adicionalmente, estos hábitats costeros y marinos brindan servicios ambientales que benefician a las economías locales y, en muchos países, representan un importante pilar de la economía.
Según el informe Beneficios de los océanos: Biocomercio azul y los servicios Ecosistémicos latinoamericanos, elaborado por CAF -Banco de Desarrollo de América Latina y presentado en una reciente publicación de la UNCTAD, la región tiene ante sí la posibilidad de diversificar e incrementar la actividad económica marino-costera , promoviendo la inversión en productos y servicios cuyos modelos de negocios contemplen la adición de valor y el uso ético y sostenible de este capital natural.
Es con esta perspectiva que desde 2016 desde CAF venimos trabajando, en colaboración con la UNCTAD y Programa MARES de Forest Trends, en la puesta en valor de los servicios ecosistémicos marino-costeros de nuestra región, a través de un enfoque de clústeres y de la promoción de los principios de biocomercio azul.
El trabajo realizado hasta el momento nos indica que existen oportunidades para la   diversificación de la oferta actual, promoviendo la inversión en nuevas aplicaciones de los recursos marinos, sea para fines alimenticios de consumo humano directo o para insumos en las industrias farmacéutica y cosmética.
Este cambio de paradigma sobre los criterios del biocomercio podrá contribuir con un mayor valor agregado de la oferta regional, con el desarrollo de una nueva generación de empresas sostenibles, así como con la instalación de nuevas prácticas productivas que atiendan la demanda mundial por productos saludables y de procedencia ética. 
También se verifica la importancia de dirigir esfuerzos a la creación de políticas que reconozcan y pongan en valor los servicios eco-sistémicos marinos y costeros, teniendo en cuenta tanto lo beneficios económicos directos como los servicios eco-sistémicos que contribuyen a la mitigación del cambio climático, la manutención de la biodiversidad y a los eventos climáticos extremos. 

segunda-feira, 22 de fevereiro de 2016

Las lecciones de Palo Alto.

Palo Alto, es una ciudad del Estado de California, donde se concentran empresas que han transformado la sociedad en que vivimos de una forma profunda, Apple, Facebook, Intel, Xerox, HP,  son algunos ejemplos, pero hay más.

Además de atraer talentos de todas las regiones, lo que de por sí podría explicar el éxito alcanzado en innovación, en Palo Alto se encuentra la Universidad de Stanford, una meca de la innovación y donde se incubaron ideas como el propio Silicon Valley.
Fue ahí donde llegué para aprender sobre innovación en negocios. Después de escuchar a algunos de los más brillantes  gurúes de la escuela de negocios de Stanford –personas como Sarah Soule, William Barnett y Baba Shiv– reconocí que todos reforzaban tres aspectos fundamentales para el éxito en innovación
Para mi sorpresa, la respuesta no estaba en la tecnología ni en la infraestructura. El elemento catalizador y la clave de la innovación estaría, según ellos, en la actitud.  
Lo primero y posiblemente lo más importante es cultivar una actitud creativa. ¿Qué quiere decir esto? Aquí se cree y disemina la idea de que la creatividad no es algo reservado para el mundo de las artes o exclusivo para personas excepcionales. Todos podemos y posiblemente debamos ser y buscar formas y espacios para actuar de forma creativa. 
La creatividad, en última instancia, no es nada más que una expresión del ser, nuestra esencia como individuos. Practicarla, por tanto, no es solo un ejercicio con impacto en innovación, sino un ejercicio íntimamente asociado a nuestra propia satisfacción.  
Para alcanzar una idea excepcional, una innovación, dependemos de nuestra creatividad para generar y formar diversas ideas para probar lo que tenemos en mente. Esto nos lleva a la segunda actitud.
Experimentar, experimentar y experimentar. Cuando somos adultos evitamos fallar. Para reducir el riesgo del fracaso nos valemos de análisis, estadísticas, planos estructurados, comités de decisión y otros mecanismos. El problema es que con toda esta armadura difícilmente tenemos la energía ( tiempo y dinero) para ejecutar cambios cuando nuestro “excelente” plan no funciona como esperamos. ¿Pero es así que se hacen las cosas correctamente? Puede que sí, pero no es esto lo que se hace en Palo Alto. Aquí en realidad se hace todo lo contrario. 
La innovación está íntimamente asociada a la rapidez con la que como individuos, organizaciones o sociedades conseguimos reaccionar a necesidades diversas. Para incrementar esta reacción, la fórmula es simple, hay que idealizar, hacer prototipos e ir a la calle (experimentar). Cuanto más rápido sea el ciclo de experiencias y fracasos más rápido estaremos cerca de algo innovador y exitoso. 
Todo es una cuestión de pasión, la innovación es la contribución exitosa de aquellos que consiguen superar la barrera psicológica del fracaso, es el resultado de los que consiguen salir y aventurarse en lo desconocido y buscan cambiar el mundo que los rodea. 
Alcanzar esto requiere una gran dosis de pasión. Es esta energía positiva y realizadora, que se sustenta principalmente en tu instinto, la que te ofrecerá la endorfina necesaria para trabajar con un nivel de compromiso único y te dará la fuerza necesaria para superar fracasos, que, a diferencia de lo que nos enseñaron, no son la excepción sino nada más que el camino a seguir.
¿Pero que pasa si libero mi creatividad, trabajo con pasión y experimento ideas y prototipos y aun así fracaso? Solo fracasa quien no aprende nada de sus errores, si aprendes con ellos, solo estarás más cerca de alcanzar tu meta. ¡Esa es la actitud!

sábado, 12 de dezembro de 2015

How many trees are there in the world?

A recent study published at Nature, ¨ Mapping tree density at a global scale¨ coordinated by Prof. Thomas Crowther (Yale University), admits that the global number of trees is approximately 3.04 trillion, an order of magnitude higher than the previous estimate. Of these trees, approximately 1.39 trillion exist in tropical and subtropical forests, with 0.74 trillion in boreal regions and 0.61 trillion in temperate regions.
Based on the collection of data in 50 countries, the study estimates that over 9 billion trees are cut down each year, and the global number of trees has fallen by approximately 46% since the start of human civilization.
The good news is that the number of trees is eight times higher than previously estimated, this is approximately 400 trees for every human being.
The bad news is that we have an annual shortfall between the total cut and the total planted trees of 10 million trees per year. If the continuing deficits persist, in fifty years we will downgrade to  125 trees per capita.
The impact of reducing the number of trees is felt on global warming and its effects. If this rate of trees deforestation  is maintained, the climate system could be altered radically. Visibly human beings are the species with greater ability to adapt to these changes, other living species, have a much more limited capacity to adapt, leading to their extinction.
However, trees are living things that recover quickly. Just as impressive as images of deforestation are, it is also astonishing to monitor its´recovery capacity, and with them, ecosystems. When given the context, adequate support for recovery, and respecting their space and time, trees have the an amazing capacity to repopulate and restores their natural habitats.
In addition to this overview, the study defines tropical and subtropical areas account for almost 50% of the trees on the planet, taking in the Amazon, one of the largest holdings.
There is a global consensus that the Amazon is one of the lungs of the planet, this is nothing new. However, what this study provides is solid data that will assist in defining new logics and new purposes for the development and conservation of the Amazon.
Today more than ever, we must understand that trees, biodiversity, ecosystems and the environmental services they provide, must be seen for what they are, natural assets, and not barriers for development.
When we internalize this, we will be closer to a more ethical, just and rational society, with the capacity to replace the goal of growth for the goal of sustainable development walking toward something achievable and more valuable than the GDP, I mean prosperity.
In this new scenario, a new generation of professionals, entrepreneurs, researchers and leaders which will raise,  and will prove that biodiversity conservation and social wealth  can and probably must walk hand by hand. The main challenge is not technology, is about changing our mindsets, thinking and acting in a more holistic way,  being able to perceive, the real value of the natural capital and it´s role in maintaining peace and social stability around the world.
If none of this ideas are achievable in the short run, then you can still plant a tree, enjoying something unique, 401 trees.

quinta-feira, 10 de dezembro de 2015

¿ Sabes cuantos árboles hay en el planeta?

Hasta Julio del 2015, se estimaba que el número total de árboles, era de 430 mil millones. Sin embargo el estudio con título ¨Identificando la densidad de lo árboles a escala global¨ coordinado  por el Prof.  Thomas Crowther (Universidad de Yale) ,  publicado en la última edición de la revista Nature, el más completo realizado hasta hoy,  identifico  una realidad que es a la vez soprendente y alarmante. 

Las buenas noticias son que el número de árboles es ocho veces mayor que el estimado anteriormente,  se trata de 3.04 billones de árboles, esto es aproximadamente 400 árboles para cada ser humano.  Las malas, que tenemos un déficit anual entre el total de árboles cortadas sobre el total de árboles plantadas de 10 millones de árboles al año.  Si el déficit continua, podremos pasar en poco más de un siglo, de los actuales 400 árboles por persona, para 125 árboles.

Los impactos de la reducción del número de árboles ya los sentimos en el   calentamiento global y en la intesificación de sus efectos. En caso de que se mantenga este ritmo de pérdida, el sistema climático podria alterarse de forma radical.  Visiblemente los seres humanos, somos la especie con mayor capacidad de adaptación a estos cámbios, las demás especies vivas, no.  

Sin embargo, los árboles son seres vivos que se recuperan rápidamente. Así como es posible reconocer y asombrarse con imágenes de la deforestación,  también es asombroso, la capacidad de recuperación de los árboles, y con ellos, los ecosistemas. Esto naturalmente, cuando se les ofrece el contexto o el soporte adecuado para su recuperación, respetando sus espacios y tiempos.

Además de esta perspectiva general, el estudio define que las áreas tropicales y subtropicales concentran casi el 50% del total de los árboles del planeta , teniendo en la Amazonia,  una de las mayores participaciones.  

Hay un consenso mundial - no son muchos – de que la Amazonia es uno de los  pulmones del planeta,  esto no es novedad. Sin embargo, lo que este estudio  ofrece de novedoso, son datos que podrán apoyar en la  definición de nuevas lógicas y nuevos propósitos para el desarrollo de la Amazonia. 

Hoy más que nunca, debemos entender que lo árboles, la biodiversidad, los ecosistemas y los servicios ambientales que ofrecen, deben ser considerados como lo que son, activos y no pasivos, o barreras para el desarrollo.

Cuando internalizemos esto, estaremos más cerca de una sociedad más solidária, justa y racional, remplazaremos la meta del crecimiento por la del desarrollo y caminaremos hacia algo alcanzable y más valioso que el PIB: la  prosperidad.

En este nuevo campo de vanguardia, veremos surgir una nueva generación de profesionales, empresarios, investigadores y líderes peruanos que mostrarán al mundo el significado de vivir en un país mega-bio-diverso como el Perú.  

En caso que nada de esto sea posible, entonces, plante un árbol, así le parezca insignificante, usted gozará de algo único, 401 árboles.



quarta-feira, 4 de novembro de 2015

Ecoturismo: naturalmente las personas queremos experimentar.


De acuerdo con el PNUMA la región de América Latina y el Caribe posee la mayor diversidad biológica del planeta, cerca del 40% .  Además, vale destacar que  6 de los 17 países considerados como mega biodiversos, se encuentran en esta región.[1]

Este valioso capital natural, ha ofrecido desde siempre a la población latino americana, una  estrecha y positiva relación entre el hombre y la naturaleza. Esta relación se manifiesta en la diversidad de costumbres que se forjaron a lo largo de siglos de conocimiento e intercambio entre las poblaciones nativas y los ecosistemas naturales y que hoy se reinventan y hacen parte de nuestra identidad, cultura e imaginario como latino americanos.

Así mismo, podemos admitir que buena parte de la calidad de vida que gozamos en esta parte del mundo, se sustenta en la diversidad y disponibilidad de servicios ambientales, que por  ser abundantes y presentes en nuestro día a día, muchas veces no reconocemos.

Si ganamos conciencia que vivimos todavia en una región con una de las menores densidades demográficas del planeta,  con tasas comparablemente más bajas que las de Europa y Asia, entonces, es comprensible que el mundo gane cada vez más interés por reconocer, investigar y experimentar esta biodiversidad.

Las importantes conquistas sociales y económicas alcanzadas por nuestra región en la última década, han sido un elemento adicional fundamental en la formación de una  nueva masa crítica de personas (demanda interna), que tienen conciencia  del valor cultural y económico del capital natural, y que a su vez, despiertan  el deseo de experimentarlo  en la forma de una propuesta de ecoturismo[2].

Así mismo, se reconoce que sea por cambio de hábitos o por otros motivos de nuestro tiempo, la demanda global por experiencias al aire libre y de naturaleza, viene aumentando en diferentes segmentos de la sociedad.  Como consecuencia,  el número de personas que busca una experiencia de naturaleza, que sea segura y en la medida de lo posible, única y transformadora, sigue esta misma tendencia.

Para ambos grupos, la demanda interna e internacional, el ecoturismo surge como  alternativa de accesibilidad y experimentación de esta biodiversidad, prescritos sobre un compromiso ético de inclusión y valorización de los saberes tradicionales y buenas prácticas en su manejo ambiental. 

Es sobre esta expectativa, que más de 30 millones de turistas vienen experimentando el ecoturismo en nuestra región, generando US$ 28 mil millones de dólares y contribuyendo con ,  valorizacigin naturales, pres otras actividades tienen un mamiento de lasientales.ecoturismo en nuestra regin naturales, pres la inclusión social y puesta en valor de la biodiversidad y sus servicios ambientales.[3]

Además de ofrecer a los visitantes la oportunidad de experimentar nuevas vivencias, el ecoturismo se integra a los presupuestos nacionales como un mecanismo de mercado que contribuye al financiamiento de la conservación de la biodiversidad, principalmente en aquellos destinos, donde los ingresos del ecoturismo, son reinvertidos.

Sin embargo es importante tener en mente, que a pesar que el ecoturismo puede ser parte de la solución, es fundamental que sea desarrollada siguiendo buenas prácticas de manejo y uso sostenible de la biodiversidad y del territorio desde una perspectiva integral, minimizando externalidades negativas  que pudieranneutralizar  a largo plazo los beneficios que lo justifican.



[1] Son estos:  Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.
[2] De acuerdo con el PNUD, 51 millones de personas dejaron la pobreza y ascendieron para la clase media en América Latina entre 2000 y 2013. http://www.latinamerica.undp.org/content/rblac/en/home/ourwork/povertyreduction/overview.html
[3] Adaptado de WTTC – Tourism Impacts in Latin America 2014.

terça-feira, 23 de junho de 2015

Pope Francisco calls for a Cultural (R)Evolution to stop climate change.

On Thursday the 18th, Pope Francisco shared the encyclical ”Laudato Si,” with reflections on climate change and man's critical relationship with life on the planet.
The text, which is available on the official website of the Vatican, invites us to undergo a personal cultural and ethical evolution as an alternative way to stop climate change, and through this, avoid placing at risk the resource base that support peace, sovereignty, democracy and biodiversity as we know it.
The document makes further arguments of a philosophical and theological nature that go beyond the Catholic religion and provide a scientific basis to illustrate the message that we must work at all levels of society, but mainly at the personal and family levels, to integrate more responsible practices for  consumption.  The Pope also provides solid criticisms of the political and economic powers in developed countries, whom he holds responsible for imposing irrational economic models that have contributed to the situation we are facing today.  However, we should recognize that no less responsible are developing countries for adopting these ¨recipes for success¨ indiscriminately.
The encyclical is of fundamental importance, independent of its religious doctrine. The document was created with the desire to bring together two great global forces, faith and reason. Climate change has an important ally in these two forces, which can influence important areas of society in favor of a movement to demand immediate and verifiable commitments to reduce CO2 emissions. It is worth remembering that 17% of the world’s population is Catholic or identifies with the Catholic religion.
When recognizing the problems and causes of climate change. The Pope is clearly committed to universal values that go beyond immediate political and/or economic interests that, unfortunately, we are used to seeing in most of the leaders who represent us.
Pope Francisco reveals himself in this document as a conciliator and independent leader, summoning rational awareness of the problem and appealing to his own faith, as much as ours, so that we are able to understand the relevance of the crisis in which we are immersed as a society, and above all, to have the attitude necessary to change and protect our common home (planet earth).
Using his position of prominence that has grown inside and outside the Catholic world, Pope Francisco collaborates in the task of building a more consistent picture of the risks of global warming, and in this attempt, he is looking at each of us as an ally.

It is proven that happiness is not achieved only by income growth. We know that people who practice solidarity and work, even partially, in activities aimed at the common good are happier. Global warming is an issue of global concern and we should do something about it, not just out of fear, but look at it as an act of solidarity with the earth, which will provide us with an opportunity to feel more satisfied and happy. 

segunda-feira, 22 de junho de 2015

El Papa Francisco, nos invita a una (R)Evolución Cultural para Evitar el Cambio Climático.

El día jueves 18 de Junio, el Papa Francisco publico la encíclica Laudato Si (Alabado Sea), con reflexiones sobre el cambio climático y la relación del hombre con la vida en el planeta.
El texto que está disponible en la página oficial del Vaticano, nos invita asimilar una evolución ética personal y cultural como alternativa para reducir la velocidad del cambio climático a niveles seguros, quiere decir, evitando colocar en riesgo la base de recursos que sustentan la paz, la soberanía, la democracia y la biodiversidad, tal como la conocemos.  

El documento además de argumentos de naturaleza filosófica y teológica, que van más allá de la religión Católica, ofrece bases científicas para ilustrar  el mensaje que debemos trabajar en todos los niveles de la sociedad y principalmente a nivel personal y familiar,  integrando practicas más responsables de consumo. Sin embargo, la encíclica  crítica  también y con argumentos sólidos, a los poderes políticos y económicos de los países ¨ricos¨,  por diseminar un modelo de desarrollo irracional que contribuye a la destrucción del planeta. Vale destacar que no menos responsables somos los países en desarrollo por adoptar estos modelos indiscriminadamente.

La encíclica tiene una importancia fundamental, muy independientemente de su doctrina religiosa. Este documento, surge con el deseo de unir dos grandes fuerzas del mundo, la fe y la razón.  El cambio climático tiene en estas dos fuerzas, un importante aliado, pudiendo influenciar   sea por la vía de la razón o de la fe a importantes esferas de la sociedad, en un movimiento que exija compromisos inmediatos y verificables para reducir las emisiones de Co2 responsables por el cambio climático. Vale recordar que 17% de la población mundial es o se identifica con la religión Católica.
Cuando se tratar de reconocer los problemas y las causas del cambio climático.  El pontífice,  se muestra naturalmente comprometido con valores que van más allá de intereses inmediatos asociados a fuerzas políticas o económicas, como estamos lamentablemente acostumbrados a verificar en  los líderes que nos representan.

El Papá Francisco, se muestra como un líder conciliador e independiente, convocándonos con fundamentos racionales a conocer el problema y apelando a su propia fe, tanto como a la nuestra,  para que seamos capaces de entender el tamaño de la crisis por la que navegamos y sobre todo, tener la actitud necesaria  para proteger nuestra casa común (el planeta tierra). 

Haciendo uso de la posición de destaque que ha conseguido cultivar dentro y fuera del mundo Católico, el Papa Francisco colabora en la construcción de una imagen más consistente sobre los riesgos del calentamiento global, buscando en cada uno de nosotros un aliado. 

Está comprobado que la felicidad no se alcanza apenas con el aumento de nuestra renta, se sabe que las personas que practican la solidaridad y trabajan, mismo que parcialmente en actividades que buscan el bienestar común, son más felices.  El calentamiento global, es un tema eminentemente de interés colectivo y no es necesario que hagamos algo al respecto, apenas por miedo, haciendo nuestra parte y siendo solidarios con la tierra, lo peor que te puede pasar, es que seas más feliz.


Encuentre aquí el documento